jueves, 29 de enero de 2015

CRÓNICA DEL RETIRO IGNACIANO 2015

Buscando unos días de Encuentro con el Señor, algunos miembros de los distintos grupos de CVX Sevilla hemos pasado el fin de semana del 16,17 y 18 de enero en la Casa de Ejercicios “La Inmaculada”, en el Puerto de Santa María.
El Retiro ha sido dirigido por Cayetana del grupo de Acogida CVX Sevilla.
“Desconectar para poder conectar”, “Contemplación para alcanzar Amor”, “La presencia de Dios en la Naturaleza”, “Encontrar a Dios a través de los sentidos”... fueron algunas de las primeras pautas que nuestra guía nos ofreció para comenzar. Todo ello en un clima de silencio y oración. 
 
 
El sábado amaneció un hermoso y soleado día, que a pesar de ser de invierno, invitaba a pasear por la playa, disfrutando del sol y de la blanca arena, del ir y venir de las olas, de la inmensidad del mar, del olor de los pinares, de las aves que revoloteaban por el cielo azul, las piedras, el agua, las cortezas de los troncos de los árboles...todo... en ese ambiente de silencio que hacía posible el encuentro en interioridad con la propia persona en la naturaleza a través de los sentidos y en la intimidad con Él.
A partir de este momento comenzamos a meditar las experiencias personales de encuentro con Dios, partiendo de las llamadas de Moisés, Samuel y Elías... la zarza, la Tierra Sagrada, la disponibilidad de Samuel, agudizar la escucha para dejarnos sorprender por Dios, ponernos en camino como Elías, aceptar salir de la cueva, reconocer a Dios en la suave brisa... junto con la petición: "Señor, que me abra a escuchar tu Palabra y tu llamada y descubra la novedad a la que me invitas". El día finalizó con una Eucaristía compartida gracias a Fernando Morales sj y la oración de la noche.
El domingo llegó cargado de nubes y lluvia, nada que ver con el sábado. Pero nos acompañó María en nuestra contemplación, y llenó de Luz el día... "María, enséñame a ser contemplativo en mi vida diaria". Contemplar... como María, para llenarme y ponerme en servicio...para desde ahí, realizar el proyecto que Dios tiene pensado para mí, como el MAGIS, buscar lo que más me conduce al fin, para llevar a cabo el plan de Dios en mi vida... Antes de comer tuvimos la Eucaristía compartida y finalizó el silencio...

Ha sido un fin de semana en el que hemos podido disfrutar de la experiencia de Encuentro con Dios, no sólo personal, sino en grupo, animándonos a crecer en la vivencia de la fe, desde la espiritualidad ignaciana.

Gracias a todos por mantener el clima de silencio, por compartir desde lo más íntimo, y de una manera especial, gracias a Cayetana y a Fernando, que con sus orientaciones han hecho posible nuestro Encuentro personal, para que en todo busquemos siempre la voluntad de Dios en el mundo de hoy.
Marián Cano
Grupo Óscar Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada