viernes, 17 de marzo de 2017

Hoja Touray


Tiene ese nombre que nunca voy a olvidar. Desde África, desde un lugar remoto de Gambia, mujer, niña, enferma… Todo en su contra. Desde la más absoluta debilidad. Y sin embargo este tiempo compartido con ella me ha colmado de bendiciones. Todo regalo. Todo don.

La bendición de su sonrisa permanente, ruidosa y contagiosa. El juego de repetir todo en español: los nombres, los colores, las comidas, los cubiertos de la mesa, ¿cómo estás? Hola… Bendición de no quejarse nunca, de vivir desde la naturalidad y la inocencia. Le ofrecimos cosas materiales, pero lo único que la enganchaba realmente era la música de Gambia que salía de una tableta: fijaba toda su atención en las personas que reconocía, en los paisajes, en los sonidos, y se le podía intuir un gesto de añoranza.



La bendición de una madre que guarda todo en su corazón. No podía comprender ni hacerse entender. Y ese fue otro regalo que apareció desde primera hora y se ha convertido en parte de la familia: Abdalá. Su traductor, acompañante, compatriota entregado a las horas de hospital y de juego. Kaddy no podía hablar en español, pero lo decía todo con la mirada. Tenía la vida en sus entrañas y aceptaba resignada el anuncio de la muerte. Apenas la vimos derrumbarse.

La bendición de las tres personas que, turnándose en medio de sus ocupaciones cotidianas, las han acompañado todo el tiempo: Fernando, Lorenzo y Manolo, punta de lanza de un grupo que desde la amistad sencilla, los medios escasos, han tejido una madeja de personas movilizadas solo por el amor fraterno. ¡Qué fuerza tiene el amor¡ Vivir juntos el dolor de la frustración: quizá el punto de realismo (y humildad) para quienes desde Europa pensamos que nuestra medicina lo puede todo. La bendición de sentirnos invitados a recorrer sus caminos solidarios,  la bendición del puente construido entre Sevilla, Tenerife y Gambia, para seguir derribando fronteras.

La bendición de ser tierra de acogida, no ya de palabra ni estampando firmas, sino con actos sencillos, humildes, cotidianos. La grandeza de un pequeño proyecto, Mambré, en el que sentir cada día la mano del Señor, y la pregunta de quién acoge a quién. Bendición de experimentar la unión de ánimos, más si cabe estos días, fuertes en la debilidad de una pequeña africana que removió nuestros corazones, nos hizo más conscientes del tesoro de la vida compartida, nos orientó para no perdernos en enredos sin importancia.

Bendición de tocar, complicar bastante mis ritmos de vida, dejarme seducir por quienes son portadores del rostro de Jesús.  La bendición de sentir que nada aporta mantener distancias de seguridad, levantar muros, alimentar la indiferencia, perder tiempo enredada en “mis cosas”. Confirmar que sólo me hace feliz acercarme, aunque duela.

El misterio de Dios. Cómo una niña pequeña, frágil, tan pobre que no tiene ni futuro… puede haberme dejado esta abundancia de bendiciones…


Inma Mercado

martes, 14 de marzo de 2017

Retiro de la comunidad CVX-Sevilla.


El pasado sábado 11 de marzo, tuvimos retiro de la comunidad CVX.Sevilla. Pep Buades sj nos invitó rezar con el texto de la transfiguración desde la visión de Jesús, la de los discípulos y la de nuestra propia historia de salvación en clave de contraste y confirmación de discernimiento.



Damos las gracias a quienes con tanto esmero y cariño prepararon esta jornada.

martes, 28 de febrero de 2017

Mi imagen de Dios y la imagen del Dios de Jesús


¿Cómo lo veíamos ahora?¿Tomamos conciencia del Dios del que nos habla?

Tras una charla con José Yruela, y escuchando su consejo, me inscribí a un curso llamado “Mi imagen de Dios y la imagen del Dios de Jesús” que él mismo impartía junto con Marcelino Escobar, psicólogo, miembro de CVX y con consulta en el mismo Centro Arrupe.
He de reconocer que el título me llamó la atención, despertó en mí el interés y al mismo tiempo algo de reticencia, pues a menudo los curso son muy teóricos y no se les ve aplicación directa o fácil a la vida diaria.


Nos reunimos pues algo más de 10 personas, un sábado por la mañana, en la sala Francisco Javier del Centro Arrupe.
En un primera parte, impartida por la mañana por Marcelino, se realizó un repaso del impacto que tiene lo aprendido en nuestra infancia en nuestras actitudes y sentimientos actuales, sobre todo a partir nuestra relación con nuestros padres. Cómo, si no tomamos conciencia de ello, reaccionamos a partir de nuestras “heridas”, coartando nuestra libertad de acción. Y no sólo eso, pues a partir de esas heridas, podemos crear un “ídolo”, una falsa imagen de Dios, ajena y lejana a la imagen del Dios de Jesús.
Investigamos, intentamos tomar conciencia y compartimos juntos, a partir de una serie de ejercicios prácticos, cuáles eran nuestras “heridas”, y qué consecuencias han tenido y tienen en nuestra vida diaria, así como en nuestra visión de Dios. Fueron momentos intensos, a veces duros. En algunos casos, las lágrimas hicieron su aparición. Pero sobre todo fueron momentos de compartir y de mostrarnos, al menos en parte, tal y como somos.
Para finalizar la mañana, fuimos trabajando cuál era el “ídolo”, el “fetiche” que habíamos creado, con el fin de tomar conciencia de él y poderlo comparar con el Dios de Jesús.
Ya por la tarde, tras un descanso para comer, José Yruela comenzó a presentarnos al Dios de Jesús. Lo describió a partir de doce características que se pueden deducir de Él en los evangelios, ya sea a partir de lo dicho por Jesús o a partir de lo que se deduce de la vida de Jesús. Como es lógico, estas doce características no pueden describir en su integridad al Dios de Jesús, pero son un atisbo de su naturaleza. Doce características como doce son las tribus de Israel.
Frente al dios ajeno, lejano, todopoderoso, condicional, dominante, José nos presentó al Dios encarnado, misericordioso, alegre, incondicional, del don gratuito, del Reino, el Dios que se experimenta, de la libertad, el que afronta el conflicto, el que guarda silencio, el Dios pascual, el Dios de la esperanza.
Pero, al mismo tiempo, el Dios de Jesús no se puede limitar a una sola de dichas características. Limitarlo a una de ellas es, a fin de cuentas, crear un ídolo limitado de Dios, un dios creado a partir de nuestras heridas y de nuestras defensas, no el Dios real de Jesús.
Tras esta presentación, cada uno de nosotros compartió cuál era la característica de nuestro “ídolo” con el fin de tomar conciencia de todas aquellas características que omitimos, ya sea por miedo, por interés o por desconocimiento. ¿Por dónde se introduce el “mal espíritu” para alejarnos de Dios?.
Y como era lógico, terminamos la tarde y el curso con una oración/meditación guiada por José en la cuál se nos invitó a conversar con Jesús a partir de lo aprendido y recibido en el curso.
A nivel personal, puedo decir que algo, por muy pequeño que sea, ha sido removido en mi interior. La jornada fue dura, sacó a flote muchas cosas de mi interior. De la mayoría de ellas aún no he tomado conciencia. Una puerta se ha entreabierto, una puerta que espero tener, que tengamos, el coraje de abrir del todo. Dios quiera que así sea.

Ray G.S.

lunes, 20 de febrero de 2017

Sexto tiempo del Reloj de la Familia


Esta mañana 6° Tiempo del #RelojdelaFamilia: "la sabiduría del fracaso", en Centro Arrupe Sevilla.
Tiempo para concienciarse de que las faltas, las heridas que ocasionamos al otro, son oportunidades para aprender de la vida y vivirla con mayor profundidad. No debemos huir de los fracasos ni minimizarlos sino descubrir su significado, respondiendo de forma esperanzada y creativa.
Agradecidos con el Equipo de Familia de CVX Sevilla.

JMD


sábado, 4 de febrero de 2017

ENCUENTRO del GRUPO de ACOGIDA


El día 21 de enero tuvimos un encuentro en el Centro Arrupe de Sevilla el grupo de personas que estamos haciendo el proceso de acogida dentro de la CVX.


Con la ayuda de nuestra guía, y alumbrados por los testimonios de otros miembros de la Comunidad que tuvieron la generosidad de compartir con nosotros su camino de Fé, fue una tarde para la escucha, para hacer un alto en el camino, para detenernos y compartir nuestras experiencias e inquietudes.


Igualmente fue una tarde para dejarnos sentir, para ponernos en contacto con el proceso que estamos viviendo cada uno de los miembros del grupo de acogida, y para conectar con el Misterio profundo que es la presencia de Dios en nuestras vidas.

Ha sido hermoso contar con ese espacio como una parada que nos permite estar atentos, profundizar y conectarnos con lo más profundo de nuestro Ser. También como un lugar a través del cual ir reconociendo el mensaje del Señor, y sintiendo el eco que hace en nuestra vida, de tal manera, que podamos ir vislumbrando el lugar al que Dios nos llama a vivir su Palabra.


Así, nuestra reunión del día 21, como la acogida, se van configurando como parte de un proceso para ir poniéndonos en verdad ante la llamada de Dios y para ir discerniendo si la comunidad de vida cristiana puede ser el lugar al que nos sentimos llamados para ser parte de la Iglesia.
Unos días después de nuestra reunión, sólo puedo dar las gracias al Señor por cada una de las personas que han contribuido a hacer de esa tarde una experiencia comunitaria y una invitación a transitar por el camino que nos lleva a ponernos en verdad con nuestro corazón y con el plan que Dios tiene para cada uno de nosotros y nosotras.

María del Mar García Navarro
Grupo de Acogida.

martes, 24 de enero de 2017

Presentación Ichthys+CVX Familia


Información tomada de http://centroarrupesevilla.org/

El pasado martes 17 se presentó en el Centro Arrupe el proyecto Ichthys+ CVX Familia, una iniciativa que quiere acercarse a personas que viven con malestar o cuestionamiento personal el hecho de que algún amigo o familiar sea homosexual, lesbiana, bisexual.
Una realidad presente en nuestra sociedad y en nuestra Iglesia a la que nos sentimos llamados a acompañar.



Porque hay mucho desconocimiento y prejuicios, porque Dios nos pide acogida y respeto, porque en ocasiones hay mucho sufrimiento detrás de esos procesos de aceptación personal y necesaria visibilización, porque necesitamos construir una Iglesia de todos y para todos.

Ofrecemos un grupo en el que compartir vivencias, dudas, miedos y también la alegría de sabernos no juzgados sino profundamente amados por Dios.

Encuentro sobre la CG 36 en la PAL de Andalucía Occidental


Información tomada de infosj.es
El sábado 14 de enero, en el Colegio Portaceli de Sevilla, se celebró un encuentro retiro de la PAL de Andalucía Occidental, al que asistieron 138 personas, de ellos 35 jesuitas. Una representación de todas las instituciones, obras, comunidades de las 4 provincias civiles que forman esta PAL (Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla). 
El objetivo del encuentro, que llevó por título “Nuestra misión y vocación a la luz de la Congregación General 36”, estuvo animado por la inspirada ayuda de Cipri Díaz Marcos, delegado del P. Provincial para la tercera edad y su preparación. Su objetivo era transmitir el desarrollo y las vivencias de la CG36, de cara a una recepción profunda de sus llamadas.

Tras la acogida y saludo inicial, Cipri compartió con nosotros un relato sapiencial de los acontecimientos, vivencias y mociones de la CG36. A su primera exposición siguió un tiempo de oración, comunitaria y personal. Después del café vino un trabajo en once grupos, donde –por un lado- se formularon los deseos suscitados por la ponencia, y –por otro- se formularon algunas preguntas a nuestro invitado. La asamblea final fue el momento en el que Cipri pudo responder a esas cuestiones, un rico complemente a la primera exposición.
Terminó la jornada con un piscolabis de confraternización en el vestíbulo del propio Colegio. Todos coincidíamos en que habíamos vivido una rica y retadora experiencia de misión compartida.