sábado, 20 de septiembre de 2014

ENCUENTRO del CONSEJO de la PAL de ANDALUCÍA OCCIDENTAL

El pasado 13 de septiembre, en la Casa de Ejercicios de San Pablo (Dos Hermanas), tuvo lugar el primer encuentro del Consejo de la PAL (Plataforma Apostólica Local) de Andalucía Occidental. Las PAL son una nueva forma de organización de la Compañía de Jesús, a partir de la constitución de la provincia única, y agrupan a jesuitas, laicos y laicas, comunidades y obras de un territorio determinado. Como sabéis, fuimos invitados por el Provincial de España a formar parte de los Consejos de las PAL,  y ahí estamos, en mi caso, enviada por las Comunidades de Sevilla, Jerez-Madre de Dios y Córdoba.
Este es un espacio nuevo, que comienza ahora a caminar, así que esta primera reunión se movió entre el conocimiento mutuo, el repaso de las presencias de la Compañía en este amplio territorio (las provincias de Córdoba, Huelva, Sevilla y Cádiz), y un primer acercamiento a lo que puede ser nuestra función: trabajar de forma coordinada para la Misión. En ese sentido, me resonaban las palabras de Paco Pepe, el provincial de España, en la Asamblea de Salamanca cuando nos exhortaba a trabajar “todos y juntos”, desde la raíz del Evangelio, desde la universalidad ignaciana y desde la fidelidad al Espíritu, a la Comunidad y a los pobres. Y en línea la invitación del Papa Francisco a “procurar los medios necesarios para avanzar en el camino de la conversión personal y misionera que no puede dejar las cosas como están”. (EG, 25.
Cuando se planteó que sentían los miembros del Consejo ante la novedad de la PAL, el tono general fue de aceptación, deseo de avanzar en este proceso, ilusión, oportunidad e incluso entusiasmo, pero también surge un sentimiento de incertidumbre, preocupación, bloqueo o incluso recelo ante qué pasos podemos dar, unos y otros, jesuitas y laicos. Contamos con la presencia de Elías López SJ, que ha sido nombrado por el Provincial asesor para las PAL,  que nos ayudó a centrar el momento en el que estamos y a empezar a soñar juntos y organizarnos para ello. Algunos sentimos que hay ya un camino recorrido de conocimiento mutuo y colaboración. Se valoró mucho el Plan de Formación de Laicos, en el que algunos de nosotros participamos, o iniciativas intrasectoriales como la pastoral compartida en los colegios. Pero este espacio está destinado a dar un paso más, esto es, pensar juntos y planificar juntos para la Misión, este es el reto… y como decía  la canción de la oración inicial, sin adelantarnos, sin forzar el paso, con toda la ilusión y la apertura que cada uno podamos poner en juego, sabemos, sin embargo, que el Señor es quien nos conduce, y por eso, confiamos en ir abriendo nuevos caminos a su Reino.

Inmaculada Mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada