jueves, 7 de febrero de 2013

CRÓNICA II ENCUENTRO EQUIPO MISIÓN JÓVEN Y MIGRACIONES

Durante los días 1, 2 y 3 de febrero celebramos el II Encuentro del MJM  (Equipo Misión Joven-Migraciones) de CVX, donde participamos 35 miembros de nuestras comunidades para orar, reflexionar, compartir y discernir cómo transmitir y llevar al día a día los medios que el Señor nos ha dado para hacer llegar mejor y con más calidad a los jóvenes y migrantes aquel mensaje del P. Arrupe de “ser hombres y mujeres para los demás”.
Este año el lema del encuentro fue “Desde nuestra raíces hacia las fronteras”, sintiéndonos muy cercanos a nuestros hermanos que participarán en la próxima asamblea mundial del Líbano.
Iniciamos el encuentro el viernes por la noche después de la cena a través de una dinámica conjunta los dos equipos: un Bingo para romper el hielo y conocernos un poco más, en este camino que, juntos, hacemos como cuerpo apostólico. Fue una dinámica muy rica, divertida y donde el Señor se hizo presente a través de nuestros sentimientos, básicamente de agradecimiento.
La mañana del sábado la iniciamos con un momento de oración comunitaria preparada por el Equipo Misión Joven, donde el centro fue María, madre y compañera de misión para los dos equipos. Pusimos en el altar el rostro de la gente de los CIES, los niños de madres emigrantes, los jóvenes a los que acompañamos, todo lo que evoca su realidad…
Después del desayuno contamos con la presencia de Darío Mollá sj, quién nos comentó aspectos básicos que debemos tener en cuenta en el momento del acompañamiento, y nos transmitió la importancia en la espiritualidad ignaciana de este medio, para llegar al corazón de las personas y dejar que Cristo lo transforme.
Posteriormente trabajamos por talleres sobre situaciones concretas de acompañamiento, identificando dificultades, debilidades y fortalezas en nuestra tarea diaria y concreta con los jóvenes y migrantes.
La tarde del sábado el Equipo Misión Joven la dedicamos y centramos en nuestra misión con los jóvenes, profundizando en diferentes técnicas y maneras de llevar a cabo la misión.
Por su parte, el Equipo de Migraciones dedicó la tarde del sábado a conocer proyectos concretos de acompañamiento a inmigrantes. Conxita, de CVX Clot, nos contó su experiencia de acompañamiento en el CIE de Barcelona, María Alexandra, de CVX Caná, nos explicó el trabajo que se hace desde Pueblos Unidos en Madrid y Asier, de CVX en Bilbao, nos habló del trabajo que se lleva a cabo en el Centro Ellacuría. Fue una experiencia muy enriquecedora porque nos acercó a realidades concretas en las que miembros de CVX están involucrados en la ayuda a personas muy vulnerables.
Terminamos la tarde preparando todos juntos, los dos equipos, la Eucaristía, presidida por nuestro Asistente Nacional, Pablo Ruiz sj. Fue una celebración muy intensa y de crecimiento personal y comunitario donde compartimos  vivencias e inquietudes vividas por los dos equipos a lo largo de la tarde.
Después de cenar, y en un clima de oración y fiesta, Maite López (cantautora) nos llenó el corazón de música  y sentimiento, un buen regalo para irnos a dormir.
El domingo por la mañana, después de la oración preparada por el Equipo de Migraciones, teniendo como principal protagonista al Señor que nos hacía una invitación a la resistencia, a la perseverancia y a la esperanza, lo dedicamos a trabajar otra vez por equipos. El Equipo Misión Joven centramos nuestra atención sobre la misión y el acompañamiento de los enlaces. Iniciamos la reflexión con un vídeo, “Asamblea  en la carpintería”. Y a partir de aquí abrimos un debate intentando discernir cómo evaluar y proponer maneras de funcionamiento como comunidad que trabaja con jóvenes, y cómo estamos viviendo y desarrollando nuestra pertenencia a la red de enlaces del Equipo Misión Joven.
Por su parte, el equipo de migraciones estuvimos trabajando sobre los objetivos, acciones y proyectos a llevar a cabo tanto por parte del equipo apostólico de migraciones, como por parte de los enlaces. Quedó pendiente la tarea de entre todos terminar de elaborar documentos en los que queden reflejados estas ideas.
Terminamos nuestro encuentro dando gracias y llenando nuestra misión de color. Entre todos fuimos construyendo un mandala hecho con los sentimientos  (traducidos en colores) de todos los que participamos en el encuentro. A medida que lo íbamos construyendo, entregamos una tarjeta con el lema del encuentro “Desde nuestras raíces hacia las fronteras” y una bolsita de sal. Esta forma simbólica de envío desprendió alegría y vislumbró la Comunidad de Vida Cristiana caminando como cuerpo apostólico.
Desde los equipos queremos dar las gracias por todo lo compartido este fin de semana y os animamos a seguir trabajando con esa ilusión y energía que os caracteriza.
De sobra sabéis que contáis con el apoyo y el afecto fraternal del Equipo de Misión Joven y del Equipo de Migraciones. Unidos en la misión y en nombre de todo el equipo recibid un fuerte y caluroso abrazo.
Leticia, José Carlos, Jesús y Carles (Equipo Misión Joven)
Adelaida, Haydeé y Toñi (Equipo Migraciones)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada